La tormenta hoy está muy fuerte… mi corazón palpita, se acelera cada que el barco se estremece.Me pregunto si llegare vivo a casa… una ola enorme y el crujir de un trueno cual bestia preparándose a devorar me aseguran que nunca volveré a ver mi hogar… tomo una última bocanada de aire antes de perderme en el oscuro y agitado mar.

Advertisements
Continue reading

Cuentos de mi frontera.

Las madrugadas de Nuevo Laredo pitan carros en las calles… nadie debe salir de sus casas ni si quiera asomar su nariz; pues no sabes quien podría estar del otro lado de la puerta…

Se escuchan disparos… Los cañones rugen.

Pelean un territorio perdido.

Mueren por una guerra que cuyos beneficios no verán…

Dan su vida como si no valiera nada… y mueren por la ambición.

En “Nuevo” Laredo las calles huelen a sangre

Al día siguiente la gente tan acostumbrada ya a las matanzas dejan que los niños jueguen en las mismas calles rojas… “Si te toca… te toca. Uno no va a dejar de hacer sus cosas por las balaceras” – Esta cita esta en la mayoría de los ciudadanos tan aclimatados a la realidad del país… Dejamos morir nuestra cultura… nuestra tierra, nuestra propia gente al callarnos. Los medios no dicen nada… las autoridades tampoco, y los ciudadanos menos. ¿ya no existe nadie que vele por el futuro?

Todos nos estamos convirtiendo en asesinos de nuestro propia tierra… ¿Solo nos hemos unido como pais para guardar silencio?


Es curioso como escribo en esta pág. Estoy más que segura que si alguien a leído a guardado sus criticas para sí, pues en mi muro no he encontrado ningún comentario, ni positivo ni negativo… Ojala apareciera uno constructivo.

Escribo para mi misma…

 

Continue reading

Adicta.

Entro en el salón de clases, me siento en una de las sillas acomodada en círculo.

Todos se levantan por turnos y dicen sus adicciones. ¨Hola soy XXX y soy adicto a la necromancia¨ ¨Hola soy Tadeo y soy adicto a interrumpir pensamientos¨ ¨Hola soy Marla y soy adicta a la sangre¨ y así todos comparten sus adicciones más que un círculo de apoyo parese una convención de raros especímenes para estudios.
Es mi turno me levanto y digo ¨Hola soy Dulce Karen y soy adicta a escribir¨ Todos me miran aterrados realmente mi adicción es la peor. Escribiré de ellos más tarde.


Para que entiendan mi mente

Mi cabeza es como… como un archivero, si algo así. Imaginen completa oscuridad y un rayo de luz como en un escenario es lo único que deja ver el piso y las cosas que están debajo de ella todo lo demás es completa oscuridad.

Ahora en este momento la luz alumbra un archivero… ¿Por qué un archivero? Bueno, no se me ocurrió algo mejor en donde guardar y clasificar todos mis recuerdos, ideas y anhelos.

El archivero se divide en muchas secciones y estas en secciones y estas en mini secciones que a su vez tienen más secciones… Creo que por eso tengo lagunas mentales debería reorganizar mi mente y todo ese papeleo ponerlo en un mejor lugar… Bueno ya que encontramos un recuerdo tomamos el objeto… (El recuerdo es representado por un objeto: pelota, piedra, hoja) y lo ponemos en (se alumbra una meza) esa cosa. Una vez puesto ahí el recuerdo se verá en 3D.

Existen otras partes en mi mente que no conozco del todo bien, es muy amplia y si no caminas con cuidado caerás al vacio… es la falta de iluminación lo que no me deja ver bien… la luz solo esta donde yo camino. ¿Camino o floto? Qué extraño es ver mi mente y descubrir que falta piso que existen áreas con pasto y aéreas rocosas. Que hay un montón de conejos, murciélagos y voces por ahí, a veces es muy tétrico estar en este lugar. Se ven sombras y algunos recuerdos se activan solos… otras veces es lo mejor se escuchan risas cuando las ideas flotan como burbujas y ¡revientan! Solo así puedo ver toda mi mente, la luz que provoca esta explosión es tanta que puedo verla por completo, es maravillosa…

Antes de dormir hago conteo de conejos… todos los conejos son iguales solo los distingo por un numero… existe uno que se diferencia demasiado del resto, siempre tiene una pipa, alcohol y tiende a suicidarse muy seguido… su alma no puede salir de mi mente así que la metí en un peluche.

En mi mente pasan cosas tan bizarra que cuando me ven con la vista al vacio y me preguntan ¿En qué piensas? No sé que responder…